fbpx

Embarazo semana 9 a la 12 – Ecografía pliegue de la Nuca

La noticia ya era totalmente oficial, todo el mundo estaba muy emocionado y a nosotras entre los nervios, las pruebas de confirmación, las ecografías y los sangrados, no nos había dado tiempo a tomar total consciencia de la realidad. Empezaba a formarse una nueva personita dentro de mí, dentro de nuestra familia.

⇒ Embarazo primer trimestre

Mi mujer se quitó un gran peso de encima de repente, tanto como a mi me cayó la losa del primer trimestre junto con el intenso calor del verano y el tramo final del curso laboral, y mientras ella hacia planes, listas de cosas para comprar para al bebé, listas de nombres de niña y niño, me preguntaba por las cosas con las que contábamos para el bebé prestadas por mi hermana y ya organizaba la compra de todo, incluso de los muebles de la habitación, yo solo me sentía agotada y pensaba en irme de vacaciones a no hacer ni pensar nada y debido a su ritmo frenético a punto estaba de cogerme un viaje a una isla desierta yo sola.

Empezaba a tener una sensación de agotamiento tremendo, un molesto dolor de estómago que me provocaba unas punzadas muy intensas cada dos horas si no comía algo y por las noches me sentía mareada y con algunas ganas de vomitar ¿Qué me esta pasando? “¿Cariño te cuento un secreto? Estas embarazada” mi mujer siempre tan graciosa, me explicaba en el fondo lo que yo no podía ver con claridad, los síntomas del embarazo !Bienvenida al primer trimestre!

Estábamos acostumbradas a ir al ginecólogo una vez a la semana y ver al bichito constantemente y ahora nos tocaba esperar tres semanas hasta volver a saber de la evolución, cuando fuéramos a la ecografía del pliegue de la nuca y entre tanto lo que más tiempo te da es a pensar y preguntarte si seguirá ahí y si estarás haciendo todo bien para que crezca con todo lo necesario ¿tendrá todas las cosas en su sitio? ¿le saldrán todos los deditos? No se porque a las madres nos obsesiona tanto el tema de los dedos de las manos y pies, pero hablando con amigas me he dado cuenta que es una paranoia recurrente.

⇒ Dar la noticia del embarazo

Mientras tanto tocaba acabar de dar la noticia a los más próximos, tías y primos, y de plantearme en mi caso cuando sería el momento idóneo para comunicarlo en el trabajo – Embarazo y trabajo – (cosa que me generaba mucha ansiedad), pero decidimos que mejor dejar pasar algún tiempo y avanzar el primer trimestre que es en el que se corre más riesgo de que las cosas puedan torcerse.

Siempre piensas que en algún momento de la vida vas a tener que salir a contestar a algún indeseable o vas a tener que dar alguna contestación más tajante sobre ciertos asuntos de tu vida privada y cuando te planteas ser madre más aún, puesto que no solo vas a tener que tener la espalda ancha tu para asumir ciertas situaciones, sino que vas a tener que dotar a la nueva personita de estrategias para que sepa lo que importa, quien es y de donde viene, del amor inmenso de sus madres. Pero aún así, creo que nunca esperas que sea en tu entorno más cercano donde te vayan a poner a prueba y de manera tan prematura.

Y es que en todas las familias tenemos a alguien “diferente”, esas personas que no se callan y vomitan sin pensar lo que les pasa por la cabeza y como es un comportamiento habitual pues nada hay que disculparlas porque no saben lo que dicen…¿seguro?

Llamando a una de mis tías para contarle la feliz noticia y tras darme muy contenta la enhorabuena me suelta sin ton ni son “¿pero es de un conocido o del banco?” me quede tan patidifusa que no supe reaccionar, no sabía que me estaba preguntando, ¿conocido? ¿del banco? ¿perdona? Si, es de una conocida con la que me acuesto todas las noches y hago cositas más allá de darnos la mano, con la que me casé hace un par de años y el banco no ha tenido nada que ver en esto, puesto que los ahorros ganados con el sudor de nuestra frente nos han dado para pagar los tratamientos de fertilidad. Ya, ya se que lo que me preguntaba no era eso, pero es tan estúpida la pregunta que devolvérsela preguntando si sus hijos son de su marido o del butanero es algo poco elegante…trague saliva, balbuceé y corte lo más rápido la conversación, cuantas cosas nos vamos a encontrar en esta vida…

Las semanas ya habían pasado y llegó el día de volver a ir al ginecólogo para ver al pequeño bichito, que ganas más grandes de ver el tamaño y si ya va teniendo más forma de bebé.

⇒ Ecografía pliegue de la nuca – 12 semanas de embarazo

Nuestro ginecólogo me pregunto como me encontraba, me hizo un plan de la retirada de la medicación (óvulos de progesterona y parches de estradiol) y pasamos a la ecografía. Las ecografías a partir de ahora iban a ser abdominales, mi pánico a las vaginales por los posibles sangrados posteriores se acababa.

¡El bichito estaba enorme! Y tenía una forma mucho más definida, se distinguían la cabeza, el tronco y unas pequeñas extremidades que salían del cuerpo, latía con fuerza y para nuestra sorpresa empezó a estirarse y mover el culo, se nos desorbitaron los ojos de la emoción y grité “SE MUEVE” mientras mi mujer se reía nerviosa como una niña que descubre un juego nuevo y el ginecólogo soltaba una risa y me respondía “Mujer claro que se mueve”,  ya desde ese momento nos daba la pista de las noches en vela que iba a pasar entre tanto taconeo flamenco en mi barriga…

Al acabar estábamos tan emocionadas con los movimientos que no nos habíamos percatado que entre las mediciones realizadas había calculado el famoso pliegue de la nuca, una medición que determina junto con el screening sanguíneo posterior las probabilidades de que el feto en desarrollo tuviera síndrome de Down o síndrome de Edwards y es que nuestro ginecólogo es la persona más tranquila del mundo, no te transmite ningún tipo de inquietud previa ni te genera ansiedad en lo que pueda venir, deja venir las cosas poco a poco y te transmite total tranquilidad y seguridad como si todo fuera sencillo y fuera a ir a la perfección, y la verdad que cuando eres un mar de dudas y te pasas los días buscando información sobre el que pasará o esta pasando se agradece que alguien ponga cordura y sosiego a la montaña rusa.

El pliegue dio una maravillosa cifra de 1,2 y junto con los resultados de la analítica en sangre el riesgo de de la aparición de las complicaciones anteriormente mencionadas era bajo, por lo que no era necesario someternos a la amniocentesis, y por tanto, superábamos una nueva etapa más en nuestra aventura, nos habíamos colocado al final del primer trimestre, el que tiene mayor índice de complicaciones, con un bichito sano que ya pataleaba como una pequeña ranita y con una nueva ilusión que nos metió en la cabeza el ginecólogo “quizá en la próxima ecografía os pueda decir el sexo” ¿ya? que ilusión, ahora empezábamos los juegos y apuestas del que será y sobre todo de cerrar las posibilidades de nombres si fuera niño o niña.

Y a vosotras ¿Os salió todo bien en la ecografía del pliegue de la nuca? ¿os tuvieron que hacer luego un análisis de confirmación?

¿Me das tú voto? 🙂
Total: 4 Media: 4

Escribir me ayuda a investigar, conocer y aprender sobre muchos productos y temas relacionados con la maternidad, los bebés y su crianza. Además de aprender de primera mano con la crianza y necesidades de nuestra hija. Conseguir los mejores artículos para las mamás, familias y para nuestros hijos es lo más importante en Mis2mamás.

2 Comentarios
  1. La verdad, le agradezco por escribir su historia y llenarme de esperanza, pues en una ecografia en la semana 10 me salio que mi bebe tenia una translucencia nucal de 0.24 cm. aun no me he hecho analisis de confirmacion pues me dicen que eso no se detecta con tan poca semanas ahora estoy en mi semana 11 esperando que llegue la 12 para irme hacer una sonografia morfologica y confianda en Dios de que todo esta bien.

    Deje una respuesta




    Información sobre protección de datos:
    • Los comentarios son revisados y aprobados por el responsable antes de publicarlos
    • Responsable: Lola Benítez Alonso
    • Fin del tratamiento: Controlar el spam y gestión de comentarios
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Durante cuanto tiempo: Hasta que tú lo decidas
    • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Derechos: Información, Acceso, Opisición, Rectificación, Olvido, Portabilidad, Limitar y No ser objeto de decisiones individualizadas
    • Contacto: mis2mamas@gmail.com
    • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad

    El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado