fbpx

Primera inseminación fallida

[et_pb_section bb_built=»1″][et_pb_row][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text _builder_version=»3.0.106″ saved_tabs=»all» background_layout=»light»] [dropcap]E[/dropcap]l proceso de la primera inseminación ha sido muy similar en ambas clínicas a las que hemos ido en lo que a medicación se refiere, pero totalmente opuesto en cuanto a trato e información, cosa que es muy importante cuando te metes en estos procesos que te afectan tanto física como anímicamente.

Cuando vas a realizarte una primera inseminación te controlan mediante ecografías antes de iniciar el proceso, justo después de que tengas la menstruación, para comprobar que los ovarios están en reposo y no hay ningún  tipo de estimulación fuera del ciclo que pueda derivar en una ovulación espontánea a mitad del ciclo de estimulación.

 

Estimulación para primera inseminación

La estimulación en nuestro caso consistió, en todos los procesos de inseminación, en tratamiento con Puregon, que es una medicación que se inyecta subcutánea y que estimula el crecimiento de los folículos para saber el momento idóneo para inyectar otra medicación, Ovitrelle, que provocará la ovulación en un tiempo determinado y así tener controlado el viaje de los óvulos (como máximo dos para evitar la posibilidad de embarazos múltiples) a las trompas y mandar al ejercito de soldados para el abordaje….

Inyectarse la medicación es sencillo, cuando se lo haces a otro, al menos en mi caso, el primer día asumí el reto respirando hondo, pensando eso de que si otro puedo yo también y me cogí el pellizco de carne de la barriga y tras entornar los ojos, casi cerrarlos, ZAS! Debo reconocer que no dolió nada, pero no sirvió para superar el reto. El segundo día, tras media hora de reloj con sudores y los ojos abiertos como platos decidimos que me lo pincharía mi mujer, que además de ser diabética, y estar acostumbrada a lo de las agujas, así era un modo de participación de las dos…y una leche, era una buena justificación y una buena salida, pero la verdad es que el pánico me domino.

 

Seguimiento para Primera inseminación

En la primera inseminación la estimulación fue bajo el protocolo habitual de dosis de cualquier mujer sin problemas aparentes de fertilidad, pero sin adaptarlo a nosotras, mujer con ovarios poliquísticos. Por tanto, derivo en una fiesta de crecimiento de los folículos de mis ovarios donde a la segunda visita de control de crecimiento ya había más de dos folículos de gran tamaño y al proseguir el tratamiento tres días más se tuvo que cancelar la inseminación por riesgo de embarazo múltiple como única explicación y con la única indicación de volver cuando volviera a presentarse la menstruación…

¿Hola? ¿Y es normal que pese como dos quilos más de lo habitual, que me duela todo cada vez que me siento o que tenga el estómago del revés con un dolorcillo continuo que incrementa en ciertos momentos del día? Hiperestimulación, una estimulación excesiva con diferentes consecuencias según el nivel de esta. Bendito Internet que te da una orientación de lo que te pasa junto con la experiencia de personas que están a tu alrededor y que han pasado o pasan casi simultáneamente por lo mismo.

 

Falta de información y atención del centro

Todo derivó en un enfado por la desatención, la falta de información y las posibles consecuencias que se abrían ante nosotras y el como actuar frente a ellas, dominado en mi caso por las hormonas y el malestar que sufría y suavizado por el punto de vista más sosegado de mi mujer, que nos llevó a reclamar parte del dinero invertido en el tratamiento y la huida hacia delante acudiendo a la mejor clínica de fertilidad que existe por experiencia y medios, el IVI, asumiendo el gasto que se iba a incrementar.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row][et_pb_column type=»1_2″][et_pb_text _builder_version=»3.0.106″ background_layout=»light»]

El que algo quiere, algo le cuesta y tanto nos iba a costar… esta fue nuestra primera inseminación frustrada y este fue nuestro siguiente paso:

[/et_pb_text][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_2″][et_pb_button _builder_version=»3.0.106″ button_text=»Segunda inseminación» url_new_window=»off» background_layout=»dark» custom_button=»off» button_icon_placement=»right» button_url=»https://www.mis2mamas.com/segunda-inseminacion-fallida/» /][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_signup _builder_version=»3.0.90″ title=»¿Quieres que te avisemos?» button_text=»Si, quiero» use_background_color=»on» activecampaign_list=»|none» aweber_list=»|none» campaign_monitor_list=»|none» constant_contact_list=»|none» convertkit_list=»|none» emma_list=»|none» feedblitz_list=»|none» getresponse_list=»|none» hubspot_list=»|none» icontact_list=»|none» infusionsoft_list=»|none» madmimi_list=»|none» mailchimp_list=»mis2mamas|f597d0baf1″ mailerlite_list=»|none» mailpoet_list=»|none» mailster_list=»|none» ontraport_list=»|none» salesforce_list=»|none» sendinblue_list=»|none» last_name_field=»off» success_message=»Gracias por suscribirte !!» background_layout=»dark» result_message_font_size_tablet=»51″ result_message_line_height_tablet=»2″ custom_button=»off» button_icon_placement=»right» background_color=»#64777b» saved_tabs=»all»]

Suscríbete si quieres estar al día de todos nuestros post y formar parte de nuestra comunidad de mamás y papás.

[/et_pb_signup][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]
¿Me das tú voto? 🙂
Total: 5 Media: 2

Escribir me ayuda a investigar, conocer y aprender sobre muchos productos y temas relacionados con la maternidad, los bebés y su crianza. Además de aprender de primera mano con la crianza y necesidades de nuestra hija. Conseguir los mejores artículos para las mamás, familias y para nuestros hijos es lo más importante en Mis2mamás.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Enable registration in settings - general