fbpx

¿Mi hijo es hiperactivo o tiene mucha energía?

No sé si a vosotros os ha pasado, pero hay veces que miras a tu hija y dices, ¿esto es normal? ¿esta actividad es normal para una niña de su edad? ¿Es normal que no pare de saltar, correr, subirse por los sillones, balancearse en la silla mientras come o cena, caerse o tirarse por el suelo, hacer el pino mientras ve la tele, o que le hables y no te preste atención…. ? ¿Es normal o es que mi hijo es hiperactivo?

Somos muchas madres las que confundimos la super actividad e inquietud de nuestros hijos con el TDAH.

Síntomas del bebé y niño hiperactivo – TDAH

TDAH: Es el resultado de un «cableado» del cerebro que trabaja de manera un poco más lenta de lo normal, de esta forma el cerebro tarda más tiempo en empezar y avanzar pero también tiene problemas para pisar el freno y parar. Esto hace que por lo general los niños se muevan y hablar sin parar.

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) tiene 3 síntomas nucleares principales:

  • Hiperactividad
  • Falta de atención
  • Impulsividad

Estos síntomas pueden manifestarse con diferentes intensidades en cada paciente y pueden presentarse de forma independiente. Por lo tanto, el perfil sintomatológico de los afectados variará en intensidad y en presentación en función de los síntomas predominantes.

Ser hiperactivo no es simplemente que el niño se mueva constantemente. Los niños podrían tener movimientos adicionales, incluso cuando están haciendo pequeñas cosas, como atándose los zapatos, escribiendo o tocando un instrumento.

Hiperactividad

Es posiblemente uno de los síntomas más fáciles de reconocer, por su evidencia y por ser el más conocido por el público en general.

El niño que es hiperactivo se caracteriza porque:

  • Habla en exceso
  • Le cuesta permanecer quieto cuando es necesario
  • Se mueve en momentos en los que no resulta adecuado
  • Tiene dificultad para relajarse
  • Hace ruidos constantemente, incluso en actividades tranquilas
  • Cambia de actividad sin finalizar ninguna
  • Tiene falta de constancia

Déficit de atención

Los síntomas de falta de atención son probablemente los más difíciles de percibir en edades infantiles. Sin embargo, es posible que sea uno de los principales motivos de consulta entre los adultos con TDAH.

La persona que padece déficit de atención se caracteriza porque:

  • No presta atención a los detalles
  • Le cuesta escuchar, seguir órdenes e instrucciones
  • Tiene dificultad para mantener la atención durante un tiempo prolongado
  • Es desorganizado en sus tareas y actividades
  • Suele perder u olvidar objetos
  • No concluye lo que empieza
  • Se distrae con facilidad
  • Cambia frecuentemente de conversación
  • Tiene dificultades para seguir las normas o detalles de los juegos
  • Evita las actividades que requieren un nivel de atención sostenido

El déficit de atención suele aparecer generalmente cuando comienza la etapa escolar, debido a que se requiere una actividad cognitiva más compleja. Por lo general, persiste de forma significativa durante la adolescencia y la edad adulta.

Impulsividad

La impulsividad es probablemente el síntoma menos frecuente de los tres síntomas nucleares del TDAH.

La persona que padece impulsividad se caracteriza porque:

  • No piensa antes de actuar
  • Es impaciente
  • Tiene problemas para esperar su turno
  • Interrumpe constantemente a los demás
  • Suele tener conflictos con los adultos
  • Tiende a tocarlo todo
  • Tiene respuestas prepotentes, espontáneas y dominantes

La impulsividad se refiere fundamentalmente a la dificultad para pensar las cosas antes de actuar. Esto supone un gran problema, ya que el paciente puede ponerse en peligro y vivir situaciones conflictivas principalmente en la edad adulta.

¿Cómo puedo saber si mi bebé o hijo es hiperactivo? ¿Qué síntomas tienen?

Es frecuente encontrar estas características de falta de atención, hiperactividad o impulsividad en conductas propias de la infancia, puesto que es natural que los niños estén muy activos, presten poca atención, escuchen poco… Pero es importante diferenciar entre un comportamiento “normal” y uno que no lo es.

Para que se pueda plantear un posible diagnóstico de TDAH, se deben cumplir los siguientes criterios marcados por el DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales, quinta edición):

  •  Manifiesta estas conductas o algunas de ellas de forma desproporcionada comparado con los otros niños de su edad y respecto a su grado de desarrollo.
  • Afecta en al menos dos ambientes diferentes de la vida del niño: social y/o familiar, escolar.
  • Deteriora significativamente su calidad de vida.
  • Está presente desde una edad temprana (antes de los 12 años).
  • No es causado por un problema médico, tóxico u otro problema psiquiátrico.

Es importante acudir a un profesional de la salud especializado en TDAH para que pueda realizar un diagnóstico clínico apropiado y evitar así un diagnóstico erróneo.

Tratamiento para la hiperactividad

Los medicamentos pueden ayudar a mejorar los síntomas del THDA. La psicoterapia o la terapia conductual también pueden ayudar. Los estimulantes son el tipo de medicamento para el THDA más comúnmente utilizados.

Colabora con la atención médica para garantizar que el plan de tratamiento sea exitoso.

Hacer test de hiperactividad

Lee las 10 preguntas con detenimiento y contéstalas para saber si tu hijo es un posible niño hiperactivo TDAH.

0%

Cuando veo el comportamiento de mi hijo en casa:

Cuando mi hijo debe hacerse responsable de un objeto:

Cuando mi hijo está sentado en la mesa o ve la televisión:

En una conversación con adultos u otros niños:

En la sala de espera del médico:

Por las noches:

¿Respeta las normas?:

Cuando tu hijo espera en la fila del colegio:

Cuando los profesores te informan del comportamiento de tu hijo:

Cuando tu hijo hace los deberes del colegio:

Test Hiperactividad - 10 preguntas para saber si tu hijo es hiperactivo
Niño con posible hiperactividad

Parece ser que tu hijo presenta problemas de atención, control de impulsos, aprendizaje, comportamiento o emocionales. Esto podría sugerir un problema de hiperactividad que debe ser diagnosticado por un médico especialista.
Niño activo dentro de lo normal

La inquietud que presenta tu hijo puede entenderse dentro del rango de la normalidad. Si su comportamiento no interfiere en su vida (familia, amigos, colegio, etc.) no le des importancia. Simplemente enséñale a respetar las normas.
Niño muy tranquilo

El comportamiento de tu hijo es excelente. Tanto, que tal vez sería bueno que le observases bien por si existiera algún problema de inhibición en su comportamiento.

Share your Results:

Consulte con su médico si tiene alguna con respecto a su salud o la de sus hijos.

¿Me das tú voto? 🙂
Total: 5 Media: 4.8

Escribir me ayuda a investigar, conocer y aprender sobre muchos productos y temas relacionados con la maternidad, los bebés y su crianza. Además de aprender de primera mano con la crianza y necesidades de nuestra hija. Conseguir los mejores artículos para las mamás, familias y para nuestros hijos es lo más importante en Mis2mamás.

      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado