fbpx

Hemorragia nasal en niños ¿Sabes que hacer?

INFO

La otra noche, mientras nuestra hija cenaba, le empezó a sangrar la nariz, así sin más, sin tocarse tuvo una hemorragia nasal. Venía de un fin de semana con fiebre y muchos moscos y el domingo vino su abuelo pediatra a verla,  la niña tiene anginas, antibiótico y Apiretal o Apirofeno para la fiebre cada 4 o 6 horas, dependiendo de si tiene fiebre o no.

Nos costó lo nuestro pararle el sangrado nasal, salia la sangre como un grifo, para ello le pusimos papel de Wc a modo de tapón en la entrada de la nariz sin meterselo dentro cuanto apenas, pero claro, ella se veía la mano llena de sangre, el pijama, los papeles del Wc que se iban llenando de sangre y no paraba de llorar y llorar y de intentar que no le pusiéramos nada en la nariz, no fue fácil, pero intentamos mantener la calma y a los 5 minutos la se había pasado. Que susto!!

¿Por qué sangramos por la nariz?

Las hemorragias nasales son muy comunes. La mayoría de ellas ocurre debido a irritaciones menores o resfriados. Los vasos sanguíneos de la nariz se pueden romper con facilidad y causar una hemorragia nasal, un trastorno frecuente en los niños. Estas son las posibles causas del sangrado de nariz:

  • Respirar aire muy frío o seco
  • Irritaciones debido a alergias, resfriados, estornudos o problemas sinusales
  • Sonarse la nariz con mucha fuerza
  • Hurgarse la nariz
  • Objeto atascado en la nariz
  • Fractura de nariz
  • Tabique desviado
  • Abuso de aerosoles nasales descongestionantes
  • Irritantes químicos

Estas hemorragias nasales repetitivas pueden ser un síntoma de otra enfermedad, como un trastorno hemorrágico, o hipertensión arterial, o un tumor de la nariz o de los senos paranasales. Los anticoagulantes como la warfarina (Coumadin), clopidogrel (Plavix) o el ácido acetilsalicílico (aspirin) pueden ocasionar o empeorar una hemmorragia nasal.

¿Cómo detener el sagrado de nariz? o ¿Cómo se debe actuar ante una hemorragia nasal?

Si se produce una hemorragia nasal, ante todo siempre debemos mantener la calma, ya que al ver tanta sangre mucha gente suele pensar que la situación puede ser más grave de lo que realmente es. Cuando se trata de un niño sangrando por la nariz es especialmente importante que estemos tranquilos y transmitirle seguridad, porque si el pequeño está alterado será más difícil parar la hemorragia.

Por eso, es importante que todos conozcamos las medidas de primeros auxilios cuando nos sangra la nariz y actuar con confianza:

  • Sentar al niño y apretarle suavemente la porción blanda de la nariz entre los dedos pulgar e índice (de tal manera que las fosas nasales estén cerradas), durante 10 minutos.
  • Inclínarse hacia adelante para evitar tragar sangre y respirar por la boca. Nunca poner la cabeza hacia atrás. El estómago no está preparado para digerir la sangre y se irrita la mucosa, provocando que después se vomite toda esta sangre ingerida.
  • No tumbarse por los mismos motivos.
  • No meter pañuelos ni gasas para taponar la nariz. Los profesionales sanitarios utilizan esta tecnica de hecho es la mas apropiada ya que tienen materiales especiales para ello, pero nosotros nos limitaremos a apretar con las manos para evitar posibles lesiones.
  • Espera al menos 10 minutos antes de verificar si el sangrado se ha detenido.
  • No sonarse la nariz o manipularla hasta pasadas unas horas del sangrado.

La aplicación de compresas frías o de hielo sobre el puente nasal puede ayudar. Si la hemorragia persiste, algunas veces, se puede emplear un descongestionante nasal en aerosol (Afrin, NeoSynephrine) para sellar pequeños vasos y controlar el sangrado.

Las medidas que se pueden tomar para prevenir hemorragias nasales frecuentes abarcan:

  • Mantener la casa fresca y utilizar un humidificador para añadir humedad al aire interno.
  • Usar un aerosol nasal salino y gelatina hidrosoluble (como el gel de Ayr) para evitar que el revestimiento de la nariz se seque en invierno.

Cuándo acudir a un centro médico por una hemorragia nasal

Si se aplican estas medidas la mayoría de las veces el sangrado de nariz se detendrá, pero debemos estar al tanto a estos signos de alerta que nos indicarán que debemos llevar a nuestro hijo o al afectado al hospital:

  • Si después de 20 minutos sigue sangrando masivamente.
  • Si la hemorragia nasal es masiva y desproporcionada.
  • Si el afectado tiene mareos o debilidad general.
  • Cuando la sangre cae por detrás de la garganta en lugar de por la nariz.
  • Cuando la hemorragia nasal se presenta después de un traumatismo craneal. Esto puede indicar fractura de cráneo o de nariz.

Y vosotros ¿habéis tenido problemas con las hemorragias nasales? ¿habéis sabido como actuar?

¿Me das tú voto? 🙂
Total: 7 Media: 4.4

Etiquetas:

Escribir me ayuda a investigar, conocer y aprender sobre muchos productos y temas relacionados con la maternidad, los bebés y su crianza. Además de aprender de primera mano con la crianza y necesidades de nuestra hija. Conseguir los mejores artículos para las mamás, familias y para nuestros hijos es lo más importante en Mis2mamás.

      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado